cabecera
Edición de Agosto 2014    
Nos encontramos ante una banalización de la cultura en todos los aspectos, algo que nos ha llevado a modas efímeras y a un mercado cultural en permanente cambio, incapaz de consolidar un modelo por sí mismo.
Se trata de uno de los fenómenos culturales más palpable, y a la vez desconocido, del siglo XXI. Un universo desvelado por Frédéric Martel en su obra ‘Cultura Mainstream’, al que se han apuntado todo tipo de autores, incluso profesionales de la comunicación, con precarios argumentos.
Soy de los que creían que la iniciativa privada en medios de comunicación era suficiente, también en España. Y no comulgaba, y sigo sin comulgar, con que en una sociedad del siglo XXI, tenga que soportar radios y televisiones públicas.
Y es que está en su naturaleza. Los empresario, los grandes empresarios que se encargan de dar servicio de limpieza, por ejemplo, a grandes ayuntamientos, deben corromper a los políticos que les conceden millonarios contratos. Si, mil millonarios contratos.
Porque a Mariano Rajoy no le acompaña la suerte de sus delfines, de sus barones, de sus ex altos cargos. Es el caso de su anterior ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que sigue con el complejo de rey destronado y no tiene otra ocurrencia que declarar que está en números rojos porque no llega a fin de mes.
Lo de Andalucía ha sido muy fuerte. Si, y durante muchos años. Han sido 36 años, nueve legislaturas, que los socialistas han reinado en esa región compuesta de ocho provincias donde las numerosas ayudas europeas no han servido para disminuir el paro. Muy al contrario.

Según relato del guardaespaldas de Fidel Castro, Juan Reinaldo Sánchez

Fidel estableció asimismo vínculos con los separatistas vascos de Euskadi Ta Askatasuna,1 a los que vi y frecuenté a menudo. En La Habana, los etarras se sentían como pez en el agua, acogidos con los brazos abiertos por Castro.
Hace apenas un mes, al término del congreso fundacional de Podemos, su líder, Pablo Iglesias Turrión, pronunció una frase histórica que provocó el interés de una gran parte de la sociedad española: “el cielo no se toma por consenso, sino por asalto”.
Para hacer una tortilla hay que romper huevos. Y nuestro presidente, Mariano Rajoy, no hace tortillas. No se molesta en romper huevos. En cambio, Artur Mas y sus compañeros separatistas, están rompiendo huevos un día sí y otro también. Ya dicen abiertamente que quieren separatismo, independencia...
Me da en la nariz que las alcantarillas del Estado, los servicios secretos, han hecho su trabajo y han pillado a Artur Mas. Era fácil porque fue Consejero de Economía con Jordi Pujol desde el año 1997 al 2001, y luego consejero primero, durante dos años, también con ese honorable presidente cuyo partido cobraba un tres, cuatro o cinco por ciento de comisión a las empresas que hacían negocio con la Generalidad.
Cuando en Asturias se habla del “Desarme”, no se refieren al hecho de haber descubierto que un sindicalista de toda la vida, José Ángel Fernández Villa, líder indiscutible de SOMA-UGT durante los últimos treinta y cuatro años, pertenece también al clan del trinque, el de la mordida, el de hacer lo que siempre han dicho que han hecho los otros. No. Cuando en Asturias hablan del “Desarme” se refieren a una copiosa comilona –tratándose de Asturias, se comprende- que tiene su tradición y su origen en los tiempos de las guerras carlistas.

Ucrania

He adoptado el nombre de Ucrania para todos estos artículos, porque significa “Frontera”, y es de fronteras de lo que quiero hablar. Y porque en estos momentos estamos viviendo en esos territorios un concepto moderno en la historia de la especie humana. Es el experimento de si unas comunidades, por el mero hecho de así manifestarlo y decidirlo –aunque sea democráticamente mediante votaciones libres- pueden cambiar de estado, crear uno nuevo, o redimensionar uno existente.
Como el telón de un escenario que cambia de cuadro con las estaciones, la tromba de agua y la tormenta, con fuerte aparato eléctrico, y el rayito de sol que burló los negros nubarrones, dejó a Oviedo tocada con el brillo que aportan ambos elementos.
El reconocido periodista Pedro J. Ramírez no ha necesitado del periódico que fundó hace 25 años, el 23 de octubre de 1989, El Mundo, para difundir su último artículo censurado por la actual dirección del rotativo. Internet, lo vengo manifestando desde el siglo pasado, salvará la libertad de expresión.
Desde que se hizo público que una auxiliar de enfermería estaba bajo control por el tema del ébola, se ha ido orquestando un auténtico aluvión de críticas y comentarios que ha degenerado en una alarma social. Culpables, en gran medida, los medios de comunicación y también un sector de los políticos para los que la solución a todos los problemas planteados es la dimisión del contrincante. Y, casi se puede presumir, que este asunto no ha hecho más que empezar.
Lo que le faltaba al gobierno de Mariano Rajoy. Tras el desafío secesionista catalán, el detalle de las tarjetas negras de Bankia que repartía Miguel Blesa, nombrado presidente de la institución sólo por ser amigo de José María Aznar, y tantos y tantos casos de abusos de la clase política, pues salta el primer caso de contagio del ébola en Europa.
He creído necesario explicar antes los conceptos de Límites territoriales, etnias, Reinos y Naciones, para poder explicar el concepto de estado. Esta es una idea mucho más moderna, más avanzada y que requiere un determinado nivel de desarrollo intelectual de la humanidad. Solo pudo y puede aplicarse sobre sociedades cultas. Intelectualmente medianamente formadas y con un conocimiento muy amplio del mundo del derecho.

El futuro de la humanidad

Decía el gran filósofo Nietzsche, “La única verdad es el fue”. Con esto quería decir que lo único que sabemos y podemos afirmar que es cierto es el pasado, la historia. Decir como es el presente, y más aún el futuro, es una mera suposición, opinión o deseo. Ese análisis siempre será Relativo, Subjetivo y Circunstancial.
Los diez mil euros que ha pagado el Senado para que Juan Antonio Monago visite a su novia en Canarias si es el chocolate del loro. Pero el problema es que no sólo el presidente de Extremadura utiliza el gratis total que concede el Estado a sus parlamentarios para que viajen a donde sea, gasten lo que sea y no tengan necesidad de justificar. Son miles los chocolates que se meriendan los miles de loros de todos los parlamentos y demás cargos a costa del contribuyente.
Lo de Aznar como comisionista de Abengoa para venderle desaladoras al dictador Gadafi huele a lo éticamente reprochable. Que sea legal, como dice el ex-presidente del gobierno de España, no significa que sea lo correcto. Porque me parece que quien se ha sentado en la Moncloa y ha presidido el consejo de ministros de este país debe dar un ejemplo de moralidad, de ética y de compostura.
Ya en las últimas elecciones muchos votaban tapándose la nariz, porque conocían los numerosos casos corruptos en las listas de los políticos que debían elegir. Pero aquello ya es historia. Me da en la nariz que ya serán pocos los leales a partidos corruptos.
Esto es horroroso. Sólo se habla de corrupción, de tarjetas sin justificar que usan consejeros de cajas de ahorros intervenidas, fraude de ayudas en Andalucía, políticos detenidos, sindicalistas detenidos, empresarios detenidos... No es hora de pedir perdón, señor Rajoy.
No sé cómo se le habrá quedado la cara de "pasmao" a Paulino Rivero y toda la legión de corderitos que se manifestaban contra las prospecciones petrolíferas en Canarias por parte de Repsol. El vecino país, el país amigo, Marruecos, ya ha dado permiso al consorcio Genel-San León-Serica para quemar crudo en alta mar y comprobar la calidad de los yacimientos hallados. Si, y a nada menos que a unos doscientos kilómetros del norte de las Islas Canarias.
Las escasas comparecencias del señor Rajoy para tratar el “asunto” catalanista ofrecen mesura, paciencia, ciertas dosis de tranquilidad y firmeza en sus planteamientos. Pero también es cierto que están fuera del tiempo y dan la impresión de haber desperdiciado la posibilidad de haber acabado con el asunto, cuando el asunto era apenas una sombra.
Si en la era del iluminado Rodríguez Zapatero los fieles socialistas le votaban tapándose la nariz, ahora simplemente van a votar al enemigo. Votarán al de la coleta porque, aunque no quieren un régimen bolivariano para este país, llegado a tan nivel de corrupción generalizada, entienden que ha llegado el momento de la revolución.
Después de los reinos surge un concepto intelectual, “Las Naciones”. Para unos algo real y directo, para los intelectuales con conocimientos más profundos, una “Entelequia”. En principio diremos que es algo especial, requiere más atención estudiarlo y, a veces, resulta complicado de entender.
Pues eso, que Alberto Ruiz Gallardón dimite de ministro y dice, muy compungido, que abandona la política, pero desde el pasado jueves figura como nuevo miembro permanente del Consejo Ejecutivo de la Comunidad de Madrid.
Y es que me da que en el caso Pujol, si, en el caso del que fue presidente de la Generalitat durante más de veinte años, hay gato encerrado. La pasada semana lo vimos, en esa comparecencia en el parlamento, abroncando a los diputados que le pedían explicaciones.
Parece que Alejandra Romero Suárez, nieta del fallecido expresidente de gobierno Adolfo Suárez, hija de su primogénita que falleció de cáncer al negarse al tratamiento con quimioterapia porque estaba embarazada y quiso dar la vida a su hija antes de curarse, será la heredera del título del Ducado de Suárez que le fue concedido por Juan Carlos.
Con la que está cayendo en España, ahora viene la dimisión del ministro de Justicia. Dice un viejo refrán que una cuña saca otra. El refranero es sabio. Al ministro de Justicia no le quedaba otra que la dimisión, tras la retirada, por parte del Presidente del Gobierno, del anteproyecto de Ley del Aborto que tanta polémica ha suscitado.
La reciente dimisión de ese niño repelente y protagonista que se llama Alberto Ruiz Gallardón, como ministro de Justicia, es sólo un paréntesis en su carrera política. Porque Gallardón, hijo de un importante miembro de Alianza Popular, José María Ruiz Gallardón, que se ganó a pulso su hueco en la dirección cuando saltó el escándalo Naseiro en tiempos de José María Aznar y supo darle carpetazo, quizá por sus conocimientos de ex-fiscal.
Lo tercero que aparece en la historia de los procesos políticos de la humanidad son los reinos. En todos los continentes y en diferentes etapas históricas, según su desarrollo cultural, siempre aparece lo mismo: Una familia o un personaje de una de esas familias que quieren hacer su finca más grande. Al final siempre le ponen el nombre de… Reino.
Pues si. Por si no lo tienen claro, dentro de ocho meses tenemos municipales y algunas autonómicas. Y visto el panorama, parece que es imparable el terremoto político donde nada será igual. Vamos, que después de mayo se acabó el bipartidismo que con tanta comodidad ha alternado el estado de corrupción desde que los socialistas de Felipe González ganaron el 28-O de un mil novecientos ochenta y dos.
Siguiendo con estas explicaciones de aclaración, para que todos tengamos los conceptos claros y podamos dialogar sobre lo mismo, ahora atacaremos el concepto de “Etnia”, o grupo étnico. Debemos explicar este concepto, porque, en el desarrollo cultural colectivo de la especie humana, inmediatamente posterior a un grupo organizado de unas pocas familias –si así podemos denominarlas, porque el concepto de familia es muy posterior- lo que aparece en la historia son los grupos étnicos, que casi siempre son denominados “Pueblos”. Así tenemos a los Tuaregs, a los Hunos, A los Magiares o a los Vascos.
El resultado obtenido por los partidarios de continuar en el Reino Unido no me lleva a ninguna conclusión. A mi me importa España, con Cataluña, dentro, por supuesto. Tengo amigos catalanes (doy fe de que son auténticos amigos), y tengo lectores y seguidores, modestamente. Entre los primeros, los hay probablemente independentistas, y los hay que no. Esta condición no cambia mi amistad sincera hacia ellos, pero me decepciona un poquito que gente que yo tengo por inteligente, se preste a este sainete.
Europa acaba de respirar casi con normalidad. Estaba aguantando la respiración, igual que los de La Moncloa, hasta la madrugada del viernes, después de haber pasado pendiente de Escocia no sólo la jornada de votación del jueves, sino desde hacía meses.
Qué pena que los españoles que se creen lo que les dicen por televisión y publican los diarios sostenidos por la corrupción no sepan la verdad.
Y van dos. También a la edad de 79 años, Isidoro Alvarez ha fallecido tras agravarse la enfermedad que le llevó a ser hospitalizado en el Puerta de Hierro.
Nos viene muy bien que Ucrania –que es el nombre de un estado- sea la misma palabra que en ese idioma significa “Frontera”. Porque creo que sería muy acertado que le diésemos una vuelta profunda a ciertos conceptos. Ha de quedar claro para todos nosotros que significa “estado”, “frontera”, “nación”, “límites territoriales”, “pueblo”,….
Estoy de acuerdo con los que opinan que el Gobierno está perdiendo la batalla ante los independentistas, al margen de cual sea el resultado final de esta historia. Porque el alarde mostrado ayer, durante la celebración de la Diada, ante el mundo entero, promovidopor los gestores de ese anhelo que para unos es poder y para otros independencia, indica que la mayoría de las personas que viven aquella Comunidad Autónoma, piensan y quieren la independencia.
Llevo un montón de años, más de treinta, observando como la prensa en España está amordazada. De la televisión, mejor no hablar. Es una verdadera caja tonta donde los programas de mal gusto, dirigidos por tertulianos ordinarios que se regodean en miserias que la verdad sólo interesan a sus protagonistas, pero que, a lo que parece, bate récord de audiencia.
El natural fallecimiento de uno de los hombres más poderosos de España, más poderoso que el propio presidente del gobierno, Emilio Botín, provocará sin duda toda un aluvión de frases grandilocuentes entre los poderosos vivos. Dirán que fue un banquero intachable, ejemplar, y demás lindezas.

Somos mediadores (8)

Tras terminar el proceso y despedirse de los intervinientes, toca repasar el proceso.

Ahora, una vez que hemos despedido a las partes, y hemos dado por finalizada la mediación encomendada, debemos realizar un exhaustivo examen de lo acontecido para comprobar si hemos actuado de la mejor manera posible.


El futuro de la humanidad

Una vez que hemos analizado en el artículo anterior el pasado que dio lugar al presente, analicemos este. Si un extraterrestre, sin demasiados prejuicios, llegase como corresponsal de una civilización exterior al planeta Tierra, no le resultaría muy complicado realizar el siguiente análisis: Lo que vería sería a un grupo de estados, que basándose en unas premisas religiosas, filosóficas u otras, y defendiendo cada uno de ellos su legitimidad histórica, todos pretenden legislar sobre sus territorios aquellas disposiciones para regular la vida de sus ciudadanos, e intentan pactar con otros estados leyes de comercio, transporte, seguridad, sanidad, etc.

El pasado. Conclusiones

De ese pasado, sin ánimo de ser dogmático, pero sí de obtener unas conclusiones que no generen polémica, podemos decir que hemos aprendido lo siguiente:
Todos los pueblos o etnias que aparecieron en la historia no eran más que un grupo de homínidos, que no pudiendo seguir unidos por problemas de recolección o caza, se fueron desgajando.
Por eso es correcto que, con carácter vitalicio, nuestros ex-presidentes gocen de despacho oficial, secretaria, asistente, coche oficial, chófer y sueldo. Con estos diez artículos con el nombre de Ucrania -que resalté que significa frontera-, he querido tratar un tema candente para la especie humana en la actualidad.
Un asunto que merece especial tratamiento es el de la lengua o lenguas. Este sí que es un caballo de batalla a lo largo de toda la historia. Por otra parte, para el que no hemos encontrado, aún, remedios prácticos.
Entre gestión y gestión, me entero de la muerte inesperada del maestro José María Manzanares. Hace años, unos cuantos, con motivo de un conflicto en la Feria de San Isidro de Madrid, con toros de Victorino, Manzanares formaba parte de la terna.

Por Carlos Morenilla Romero

La muerte como ultimo valor en occidente, choca contra los ideales y religiones del mundo musulmán… La muerte como transito o medio, para llegar al cielo de los católicos colisiona contra posturas, en que la muerte sea el fin para alcanzar el Cielo.
Si he desmenuzado todo lo anterior, es para entrar de lleno en la “Cultura del Conocimiento”. Esta consiste en abordar los temas, cuanto más complicados mejor, con los conocimientos de los que ya disponemos acerca de nuestro entorno, y que son los enseñados en casi todas las universidades del planeta. Si recurrimos a ellas aplicaremos la sociología, la economía, la política, la psicología y el derecho, y nunca, nunca… los sentimientos.

Por Carlos Morenilla Romero

Un gobierno, con valores sociales sea del signo que sea, debe conjugar bien, los diferentes cuadros macroeconómicos, nivelando los marcos económicos positivos con los negativos, para que el nivel de vida de sus ciudadanos, sea el mejor posible, y por justicia, la de sus mayores.
Ya se ha publicado mucho acerca de si el tema actual de Ucrania tiene algo que ver con Cataluña. Como en casi todo lo demás, unos que sí. Otros que nada. Mientras se pretenda vivir en las viejas ideologías de “Los Mitos” y no se quiera evolucionar a la nueva cultura, la “Del conocimiento” seguiremos con estas comeduras de coco. Claro está, que quién más vive en ellas son los menos formados, o los adolescentes que no quieren madurar y aceptar las reglas de la naturaleza tal como se presentan ante nosotros.
La noticia, probablemente, es que el periódico El Mundo ha decidido pasar a ser un destacado miembro de la prensa-basura, a tenor de la información con que abre hoy lunes, 20 de octubre de 2014, la portada y media docena de páginas en su interior: la entrevista al etarra Josu Zabarte, alias “el carnicero de Mondragón”, un historial el suyo nada despreciable: 20 atentados, 17 asesinatos, entre ellos el del niño de 11 años José María Piris, una condena de 30 años que ya ha cumplido, aún habiéndose acogido a la generosa amnistía de 1977.
Tras siete días de cuidados paliativos ha fallecido el misionero Miguel Pajares, a los setenta y seis años de edad, infectado del virus ébola en el hospital Carlos III de Madrid. Esa es la triste noticia que no debe sorprender a nadie porque en círculos sanitarios, de entendidos, ya se anticipaba.
Como dicen los argentinos, que son muy ingeniosos para adjetivar situaciones, lo de el hotel El Algarrobico es un quilombo. Menudo lío hay formado entre constructora que en principio obtuvo todos los permisos legales para construir un emblemático hotel en un parque natural de Cabo de Gata, los ecologistas que se opusieron, la Junta de Andalucía que daba pasos adelante y atrás, y ahora el Tribunal de Justicia de Andalucía.
En Argentina todos saben, todos comentan, como roban sus gobernantes. Y da igual. Los que sustituyan a los actuales, también robarán. Como en las repúblicas bananeras. Aunque cuando aterrizas en Buenos Aires te imaginas el Madrid de los años sesenta.
Desayunarse con la prensa, en la web, claro, donde tienes oportunidad de hacer un recorrido por los diferentes medios informativos en unos minutos, de deja frío. Muy frío.

Ahora parece que nos escandalizamos porque descubrimos que los de UGT Andalucía hacían facturas falsas de acuerdo con empresas suministradoras.

Las ayudas sociales a personas necesitadas es un avance social irrenunciable en los modernos estados del bienestar. Sí, ya se que en algunos estados, en muchos de USA por ejemplo, es muy difícil acceder a la beneficiencia en el caso de que no encuentres trabajo. En Europa, parece que somos más buenos. 

José Ángel Fernández Villa, histórico dirigente del SOMA-UGT, también ha caído en la red de los elegidos para el trinque. La Fiscalía Anticorrupción investiga la procedencia de un millón cuatrocientos mil euros, que el dirigente socialista, histórico líder minero, ocultó a Hacienda y regularizó aprovechando la criticadaamnistía fiscal de 2012, tan criticada por su partido y sindicato, por cierto.
A la izquierda le ha salido un grano. La irrupción de Podemos en las pasadas europeas, y los resultados obtenidos han sido como la aparición de un fantasma para los partidos más a la izquierda de la propia izquierda. Hoy, los analistas vaticinan la probable desaparición electoral de los comunistas refugiados en Izquierda Unida. Y el sector más a la izquierda del PSOE también está en peligro. Para más ironía, el líder aparente de Podemos se llama D. Pablo Iglesias, como el fundador del partido de los socialistas.
Ahora el diario La Reppublica de Italia nos quieres sorprender con que Juan Carlos y Sofía están tramitando su divorcio. Un divorcio que de hecho, que no de Derecho, lleva vigente decenas de años. Y ya desde tiempos de Felipe González, en los años ochenta, se llevaba planeando.
La actual presencia judía en Melilla data de hace ciento cincuenta años. La antigua Rusadir presenta actualmente un aspecto multirracial y pluricultural pues, como he mencionado en alguna ocasión, cualquier visitante de la ciudad española en el Norte de África puede presenciar y ser testigo de escenas de la rutina diaria en la que estén implicados un musulmán, un judío, un cristiano y un indio.
Ayer comenté como las propias empresas editoriales se habían cargado a los periódicos impresos y sus correspondientes digitales. Hoy me toca hablar de los periodistas, de esa profesión que en su día parecía grandiosa y que se ha convertido, por culpa de políticos y de los propios profesionales, en un ejército de parados dispuestos a trabajar por cuatro perras...

Somos mediadores (7)

¿Qué cómo termina una medicación? Siempre con el acta final. En esta se recogen los acuerdos o desacuerdos, o, en el supuesto que ambas partes necesiten más tiempo, o realizar consultas con expertos o con terceros, se puede aplazar el acto para unas fechas posteriores.
Marcelo Colussi (Rebelión).- De acuerdo a nuestra tradición occidental
la realidad es una, dada desde siempre, puesta ahí en forma
indubitable a la espera que el ser humano se contacte con ella. La
realidad, en definitiva, existe independientemente del sujeto que se
relaciona con ella.